Rock'N'Metal Webzine   since 2016

CONCERTRIAL is a free opinion website and artistic non-offensive content.

The administrator is not responsible for the reactions that such content may generate.

¿Te gusta nuestra labor?

Con tu apoyo podremos seguir creciendo

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Flickr
  • Tumblr
  • YouTube
  • Deezer
  • Spotify

official partner

2019 © Concertrial Photo-Rock. Todos los derechos reservados

The Answer: Solas

2 Dec 2016

The Answer, la banda británica de hard rock procedente de Downpatrik y Newcastle, publica su sexto trabajo de estudio y el tercero consecutivo bajo el sello de Napalm Records. Tras el excelente Raise a Little Hell (2015), regresan para ofrecernos una faceta más intimista y apartada del estilo clásico al que nos tienen acostumbrados, más propio de los orígenes del rock progresivo y psicodélico. En esta ocasión nos presentan un conjunto menos duro y más libre, por decirlo así. Sin más dilación damos al play:

 

"Solas" es la canción homónima que abre y da título al disco, al single y también el videoclip promocional. El bajo de Michael Waters y las breves distorsiones de la guitarra de Paul Mahon llevan el peso de la composición, que se mantiene en la misma linea desde que arranca tras los primeros compases a bombo y platillo de James Heatley, a las baquetas.

 

Desde el comienzo, el tema de apertura suena muy crudo, oscuro y transmite sensación de angustia hasta que cesan los instrumentos y rompen junto a los coros centrales. Superando los 4 minutos es cuando la eléctrica despierta y nos cautiva con la partitura del solo, ya en el tramo final.

 

Tras una sucesión de samplers y teclas de piano que abren el segundo corte, "Beautiful World" continúa con una batería muy sutil y un lamento que nos sitúa ante un tema triste y, a priori, lento. Pero las sensaciones desaparecen cuando explota la batería y el canto de Cormac Neeson se transforma en alaridos agudos al más puro estilo de "Child in Time" (Deep Purple), aunque éstos apenas duran unos instantes en segundo plano, dejando total protagonismo al resto de músicos hasta que reciben nuevamente la voz de Cormac y desembocan en una abrupta deceleración.

 

 

Cambiamos de aires para transmitirnos una sensación de alegría y desahogo, "Battle Cry" es mucho más cálida que lo acontecido hasta ahora. Estilo country, golpes de pedal, guitarra acústica y coros animados. Desaparecen las distorsiones y sonidos pesados y aparecen elementos de percusión metálicos, animándonos a dar palmas y seguir el ritmo de la batería con el pie. Se vuelve  prácticamente instrumental a medida que avanza y completamente bailable. Una canción de carretera, para disfrutar de un viaje de placer y en compañía durante los 6 minutos que dura.

 

En la estela de su antecesora, "Untrue Colour" nos transmite alegría, paz y libertad. Aparece el elemento electrónico con notas de sintetizador, mientras la versatilidad vocal de Cormac se desprende en agudos cuando el título es coreado mientras la presencia de la banda va en aumento y repitiendo constantemente los bises de dos palabras de forma prolongada, con vocales agudos y a ratos  rasgados que caracterizan a The Answer.

 

"In This Land" está elaborada y pensada prácticamente para la parte acústica en los shows del grupo, donde imaginamos a Cormac -pandereta en mano- marcando los compases y las palmas del público, con la guitarra acústica en labores de acompañamiento. Ideada para escuchar las voces del público durante la abundante letra del estribillo. Por suerte la eléctrica despierta (aunque de forma breve) en la segunda mitad para dar nuevamente paso al estribillo, las palmas, y la pandereta. Junto a "Thief of Light" podrían formar pareja en la parte más tranquila de un concierto. Ausencia de batería en casi toda la partitura (únicamente aparece al final), frases cortas eternizadas junto a los rasgueos para prolongar el sosiego del tema con más quietud de todo el álbum (y la discografía de la banda). Se puede decir que hemos atravesado el ecuador del disco invadidos por la calma y el relax. Puro acústico.

 

 

Con "Being Begotten" se manifiesta la estética blues mientras suenan compases de batería y punteos de cuerda casi a escondidas. Parece que va a arrancar en algún momento, pero se mantiene el tempo latente a medida que, eso sí, se recrudece la voz y el bombo va in crescendo en los bises, constantes hasta el final. El toque rudo de rock sureño que necesitábamos inyectarnos urgentemente en vena. 

 

Ha tardado en llegar, pero gracias a “Left me standing” podemos volver a dar saltos y levantar los brazos que estábamos deseando, recordándonos por momentos a Thin Lizzy. No podemos evitar dar palmas y corear el estribillo con largos "oooooh, oooh" disfrutando del júbilo que desprenden los miembros en cada uno de sus roles durante prácticamente toda la canción. "Demon Driven Man" es el corte más clásico (y que más desentona del álbum). Vocales agudos durante los bises y rasgados en los crescendos. La batería eleva el conjunto en las partes vocales y lo sostiene durante el resto de un blues que se nos antoja un tanto Springsteen, dejando el protagonismo absoluto para los compases de guitarra tanto en los acompañamientos como durante los solos, siendo de lo mejor en seis cuerdas del disco. 

 

 

La incursión de una voz femenina en "Real Life Dreamers" supone una sorpresa para los oídos: la cantautora irlandesa Fiona O’Kane es la encargada de formar dúo con Cormac. Con un paréntesis acústico para deleite de la pareja de vocalistas pero con mucho bombo y eléctrica presente en su totalidad. Una pieza muy animada desde su arranque y que nos deja con ganas de más durante el último tercio, cuando se apagan las voces de los protagonistas. Acabando el listado encontramos "Tunnel", que puede considerarse “la balada” del disco. Acordes acústicos y la voz más melódica de todo el álbum, añade coros que transmiten una sensación de nostalgia y tristeza durante su primera mitad, regalándonos otro delicioso riff. Es una canción que bien nos puede llegar a recordar al "Stairway to heaven" de Led Zeppelin, teclado Hammond incluido. Se trata del segundo tema del álbum de estética clásica, otra prueba más de cuan dista su prólogo de su epílogo, pues de uno a otro varía totalmente lo que hemos venido escuchando.

 

LA EDICIÓN DELUXE

 

En dicha edición disfrutaremos de varios bonus track, como la versión acústica de “In this land” que, si ya sonaba acústica, es más de lo mismo, con la voz más a cappela y un tempo más acelerado, acortando las partes instrumentales. Del mismo modo nos topamos con la demo “Light in Darkness”, country acústico que recoge protagonismo de los instrumentos hasta que cohesionan en una explosión eléctrica en el ecuador. Y si antes nos recordaron a alguno los padres del rock, suena el archiconocido “Money” sin que les tiemble el pulso. Omiten la parte de saxofón (y la caja registradora) para que Mahon y Heatley nos regalen espectaculares redobles de batería y solos de guitarra (tomándose alguna que otra libertad hacia el final), siendo digna de estar entre las mejores covers de Pink Floyd. Además podemos encontrar la demo de “The Island”, incluida en su edición limitada.

 

En definitiva, un álbum que aleja la imagen de irish-hard rock que había caracterizado al cuarteto británico en precedentes, ya que toda la primera parte del disco nos invita a disfrutarlo en armonía y se vuelve acústico más temprano para relegar la parte más “dura” y lo mejor en la segunda mitad. Estamos ante un discazo, casi redondo, ajeno al estilo que todos conocemos y que supone un nuevo punto en la dirección de la banda. Es tan bueno en su último tramo que quizá podía haber durado más (y eso que en su mayoría son cortes que superan ampliamente los 4 minutos), pero para eso habrá que ir a disfrutarles en directo, pues el orden del setlist, además de los clásicos, será clave para cautivarnos durante poco más de una hora. Muy recomendable sobre todo en cualquiera de sus ediciones deluxe.

 

 

Nuestras favoritas: Solas, Being Begotten, Left Me Standing, Real Life Dreamers.

 

 

CRÉDITOS

James Heatley: Batería, percusión

Paul Mahon: Guitarra, vocales

Cormac Neeson: Voz principal

Michael Waters: Bajo, vocales 

 

Masterizado por Shawn Joseph

Grabado, producido y mezclado por Andy Bradfield

Copyright (c): TAP Music Ltd.

Sello discográfico: Napalm Records.

 

TRACKLIST

 

1. Solas ★

2. Beautiful World ★

3. Battle Cry ★

4. Untrue Colour ★

5. In This Land

6. Thief Of Light

7. Being Begotten ★

8. Left Me Standing ★

9. Demon Driven Man 🎸

10. Real Life Dreamers ★

11. Tunnel 🔥

LIMITED & DELUXE EDITION:

12. In This Land (Acoustic) (Bonus Track)

13. Light In Darkness (Demo) (Bonus Track) ★

14. Money (Pink Floyd cover) (Bonus Track) ★

15. The Island (Demo) (Bonus Track)

 

 

 

Recordamos las fechas de la gira europea que The Answer realiza conjuntamente con The Dead Daisies, con doble parada en España:

 

Sábado 10 de diciembre:

Sala Caracol, MADRID

info / entradas 

 

Domingo 11 de diciembre:

La [2] de Apolo, BARCELONA

info / entradas 

 

Organiza: Heart Of Gold

Please reload

leyendas del rock, villena, alicante, spain, festival, avantasia

quizá te interese...

Please reload

eclipse, viva la victouria, barcelona, madrid, diciembre, rocknrock,
barón rojo, el último vuelo, wizink, despedida, madrid, 2020,
ghost, madrid, barcelona, world tour, rocknrock, wizink center, saint jordi club,
mind driller, caracol, madrid, involution, tour, 2019, nu metal,
el drogas, 7 febrero, la riviera, madrid, enrique villarreal, black izar,
saratoga, nocturnia, madrid, aeternus, la riviera, la tempestad, maldito records, calle underground, duque producciones, tete novoa, 11 enero, 2020
bryan adams, doctor music, concert, madrid, barcelona, bilbao, shine a light,
route rsurrection, eluveitie, lacuna coil, madrid, barcelona, infected rain,
la trampa, pablo perea, dreaming dreams, soñando sueños, independance, madrid, atocha, 21 diciembre, concierto, la calle de los sueños rotos,